__________________________________ Plazas, Parques y Calles ________________________________

Puerta de Purchena: En este lugar se encontraba la antigua Puerta de Pechina de la época musulmana. Su nombre se cambió por el de Puerta de Purchena después de la reconquista de la ciudad por los Reyes Católicos. Según la teoría mas extendida el cambio se produjo por un error de transcripción que hizo que se confundieran los nombres de dos de los pueblos de la provincia: Pechina (la antigua Bayyana) y Purchena.

La puerta desapareció tras el derribo de la muralla en 1855, creándose por entonces la actual plaza. El urbanismo que la caracteriza es propio de la arquitectura burguesa del siglo XIX, representada en edificaciones como la Casa de las Mariposas (Trinidad Cuartara), el edificio de Juan Espinosa (Enrique López Rull) y la casa de Carmen Algarra (Guillermo Langle) con la farmacia Durbán en sus bajos, el negocio más antiguo de la ciudad que lleva atendiendo a sus clientes desde el año 1862.. En la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, Almería experimentó el ‘boom' de la minería y de ahí que proliferara ese tipo de casas burguesas y palaciegas. La Plaza fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1991, siendo el primero de Andalucía. A pesar de ello ha habido algunas modificaciones y derribos.

Se remodeló en el año 2005 y en ella podemos encontrar una escultura de bronce que representa a Nicolas Salmerón paseando por la plaza y "El Cañillo" (Emblemática fuente de la que se dice que el forastero o forastera que bebe de ella se acaba casando con una o un almeriense).

Plaza Vieja, Plaza del Ayuntamiento o Plaza de la Constitución: Fue el antiguo zoco musulmán de la ciudad, configurándose definitivamente como plaza en el siglo XIX. En ella se encuentra situado el edificio del Ayuntamiento, construido entre finales del siglo XIX y principios del XX, según proyecto del arquitecto Trinidad Cuartara. La plaza es cerrada y porticada, característica de las plazas que se diseñan en el siglo XIX.

En el centro de la plaza se encuentra el "Monumento a los Coloraos" conocido popularmente como "El Pingurucho" monumento levantado por el Ayuntamiento como homenaje a la Expedición de los “Coloraos”, llamados así por el tono de sus casacas. Fue un intento de insurrección que llevaron a cabo los emigrados liberales de la Sociedad de los Caballeros Comuneros, que operaba en Gibraltar tras la caída del régimen constitucional de 1812. Procedentes de Gibraltar, llegaron a Almería para intentar proclamar la Libertad y la Constitución mandados por Pablo Iglesias González capitan de los Cazadores Voluntarios de Madrid y fundador de la sociedad secreta "La Santa Hermandad". El 24 de agosto de 1824, al no tener éxito en su intento, 22 de ellos fueron fusilados sin juicio previo, de rodillas y por la espalda, en la Rambla de Belén, a la altura de la calle Granada.

En su memoria se alzó en Almería en 1837, en el antiguo cementerio de Belén, un monumento conmemorativo (cenotáfio) diseñado por Juan Prats, el monumento a los Mártires de la Libertad donde quedaron depositados los restos de aquellos liberales. En el año 1868, una de las primeras decisiones del Ayuntamiento, tras la revolución de septiembre fue erigir un nuevo monumento con la aportación voluntaria del pueblo "libre" de Almería que se inaugura el 27 de diciembre de 1870 en la Plaza de Cádiz, actual Puerta de Purchena.

En 1899 se desmonta y se reconstruye con algunos retoques en la plaza de la Libertad, actual plaza del Ayuntamiento. Con motivo de la primera visita del general Franco a Almería en 1943, el alcalde de la ciudad, Vicente Navarro Gay, ordena el desmantelamiento del monumento, los restos de los fusilados se trasladaron a un nicho municipal y las piedras del monumento se esparcieron por la plaza de Pavía, sirviendo más tarde para bordillos de calles y arreglos de la zona portuaria. En 1988 se innauguró, en el mismo lugar, la reconstrucción del “Pingurucho de los Coloraos” y todos los años, el 24 de agosto, se recuerda la hazaña de aquellos luchadores por la Libertad. La columna de es mármol de Macael y está coronada por una esfera de cobre con 22 pinchos hacia el sol, que representan a los 22 “Coloraos” fusilados.

Plaza de la Catedral: Ha sufrido diversas remodelaciones, siendo la actual obra del arquitecto Alberto Campo Baeza, realizada ésta entre 1999 y 2000 en colaboración con el también arquitecto Modesto Sánchez Morales. En esta remodelación se eliminaron las rejas existentes en la fachada de la Catedral que da a la plaza y de la desaparición de la fuente central y demás mobiliario urbano. La pavimentación utilizada ha sido mármol de Macael con alcorques donde se han plantado palmeras de gran porte que contrarrestan en majestuosidad con los contrafuertes del templo - fortaleza. Como demás mobiliario tenemos enormes cubos, también en mármol blanco, que sirven a modo de bancos. A los pies de la torre de la catedral está la imagen del obispo Diego Ventaja Milán, martirizado en agosto de 1936 durante los sucesos de quema de iglesias y conventos en Almería en la Guerra Civil. A esta plaza, además de la catedral, tienen fachada el Palacio Episcopal, la Casa Sacerdotal San Juán de Ávila y el Hotel Catedral.

Plaza Bendicho: Esta plaza situada en el lateral de la Catedral fue uno de los lugares preferidos por la aristocracia de los siglos XVII y XVIII alberga dos de las casas más emblemáticas de Almería, la casa de Los Puche y la casa de la Música. En el centro hay un busto de la escritora y maestra Celia Viñas. Esta plaza en la actualidad, alberga dos casas de las Hermandades más importantes de esta ciudad, la del Prendimiento y la de Estudiantes y el Patronato Provincial de Turismo.

Plaza de Careaga: Es una de las mas acogedoras de la ciudad, recientemente han sido rehabilitadas varias de las casa de la plaza. Debe su nombre a la Familia Careaga, que tenía en esta zona su casa solar. Juan Ochoa Ortiz de Careaga llegó de Vizcaya con cuatro navíos a la Guerra de Granada y posteriormente se quedó a vivir en Almería. Carlos II otorga del título de Marqués de Torre Alta a D. Miguel Avis-Venegas y Careaga Marín Benavides, cuatro apellidos ilustres de 1489 de la aristocracia histórica almeriense, de sangre de conquistadores cristianos y de príncipes musulmanes. En esta plaza se encuentra “La Casa de los Marqueses de Torre Alta”, construida en 1847, y donde destaca la composición en dos plantas, su estructura se adapta al tipo general de vivienda neoclásica burguesa con elegante fachada, fué rehabilitada hace ocho años y en los bajos está situada Solera Ibérica.

Plaza de las Velas y Plaza Circular: Al final de la Rambla de Federico García Lorca une Almería con el mar. En ella está situada la Fuente de los Pueblos de la Provincia. La Plaza Circular cierra al sur el Paseo de Almería, un lugar representativo de la burguesía almeriense, que en estos tiempos aumentan de altura las viviendas, haciendo bloques plurifamiliares de tres o cuatro plantas y con mayor recargamiento ornamental como símbolo de ostentación. Su diseño se basa en el eclecticismo historicista, es decir, revalorizando estilos del pasado. La Casa de la Peña es un buen ejemplo. Con fachada simétrica y monumental. El edificio Banesto recurre al eclecticismo neorrenacentista con hojas de acanto, guirnaldas y candelabros y grutescos para ornamentar su fachada. La Plaza Circular se diseña según el modelo barcelonés de ensanche, con edificios en chaflán (esquinas seccionadas en ángulo). Dos edificios más destacables por su arquitectura clasicista del franquismo: la Delegación Provincial del INSS y la antigua Delegación del Banco de España.

Plaza de los Peces: Situada en el Parque Nicolás Salmerón, es la “Puerta Sur” para entrar en el casco histórico de la ciudad a traves de la calle Real. Su nombre es debido a la fuente diseñada en 1957 por Jesús de Perceval con la colaboración técnica del arquitecto Guillermo Langle Rubio. Para su diseño, se inspiró en el trono de la Virgen del Mar, Patrona de Almería. El monumento rinde homenaje al mar con seis peces distribuidos en dos plataformas a distinta altura. La superior está sobre tres columnas de arte toscano. Para su realización se empleó mármol blanco de Macael.

Plaza Flores: El desarrollo de una arquitectura basada en el monumentalismo neobarroco, con fachadas muy recargadas con elementos del barroco español del siglo XVIII se ve en el bloque levantado en la Plaza Flores por Guillermo Langle Rubio para el rico comerciante local Facundo Sebastián Roche. Es el primer edificio con pilares de hormigón armado y techos con viguetas de hierro, modernidad que sustituye la tradicional construcción almeriense con muros de carga y mampostería. Langle quiso que fuera el edificio más alto de Almería, superando a la Casa de las Mariposas. Era su primer proyecto y él mismo terminó residiendo en la tercera planta al enviudar. En la plaza hay tres hoteles y en un banco una estatua, hecha de bronce, del Beatle John Lennon que recuerda su estancia en la ciudad en el año 1966.

Plaza de San Pedro: Su historia comienza en 1492, cuando los Reyes Católicos decidieron fundar el monasterio de San Francisco y su iglesia. Estas construcciones se ubicaron en el lugar de antiguas mezquitas y viviendas musulmanas. Los terremotos de 1790 afectaron gravemente su estructura, por lo que debieron ser demolidos, dando paso a la actual Iglesia de San Pedro y al convento adyacente, de estilo neoclásico, obra del arquitecto Juan Antonio Munar y finalizada en el año 1800. Como curiosidad, citar que sólo se construyó una de las torres. La otra torre se construyó en el siglo XIX. En 1835, tras ser expulsados por franceses y por progresistas del Trienio Constitucional, la comunidad franciscana fue suprimida, por lo que el templo pasó a la parroquia de San Pedro, y el convento al gobierno. Posteriormente fue vendido y transformado en viviendas. La plaza fue construida como tal en 1848. Antes de conocerse como la plaza de San Pedro, inicialmente era denominada "Plaza de Sartorius", posteriormente en 1862 se denominó “Plaza de Isabel II” y finalmente, en 1868, “Plaza de la Libertad”. A finales del siglo XX fue nuevamente remodelada para construir un aparcamiento subterráneo y en el año 2015 sufrió una nueva remodelación.

Plaza de los Burros: Plaza de Marques de Heredia y Plaza Pablo Cazard: Desde su remodelación, unidas las dos, se han convertido en una zona totalmente peatonal para pasear y disfrutar de sus terrazas. Un espacio de la ciudad que ha reavivado el entorno. En la plaza se encuentran la Escuela de Arte, el Teatro Cervantes, la salida de los Refugios de la Guerra Civil y varios establecimientos de restauración entre los que se encuentran la clásica Bodeguilla Marques de Heredia, para tapear, y el Café Colón para desayunar con unos riquísimos “churros almerienses” recién hechos. A esta plaza todos los almerienses la conocen como " La Plaza de los Burros" porque hasta no hace mucho tiempo era parada de los coches de caballos.

Plaza del Educador (Juán Cassinello): La Plaza Juan Cassinello, también conocida como Plaza del Educador está situada entre el Paseo de Almeria y el edificio de Correos. Una estatua de 1969 homenajea a la figura del maestro, representada por un profesor impartiendo conocimiento a sus alumnos. En la plaza está el edificio Banesto obra del arquitecto Trinidad Cuartara Cassinello.

Plaza Campoamor: La Plaza Campoamor es una pequeña plaza en el casco histórico a la que se llega por las calle Jose Angel Valente o la Calle Arráez , en el centro de la plaza se ubica un bajorelieve de Perceval en el que se ve la imagen de San Valentín, la obra es de Perceval y se enmarca con unos versos hechos por Campoamor con relación al amor. Durante mucho tiempo se creyó que en el claustro de la Catedral de Almería estaba enterrado San Valentín y las parejas almerienses se sintieron especialmente congratuladas de tener, tan cerca, al protector de su amor. El nombre generó el error en la población. En realidad el San Valentín de Almería es un mártir cuyo cuerpo fue descubierto en el siglo XVIII en las catacumbas romanas. El bajorrelieve se presenta en un monolito de metacrilato y aluminio que resalta el policromado de la piedra en la que en fundador del Movimiento Indaliano realizó esta obra hace ya 45 años. En la base de la obra se han inscrito estos versos de Ramón de Campomor, autor que da nombre a la plaza: “Es propio del amor, si es verdadero, compendiar en un ser el mundo entero”. Una de las peculiaridades de la obra recién inaugurada es que se encuentra circundada por una reja baja en la que los enamorados, siguiendo una reciente moda impuesta en muchos países europeos a través de las obras del autor italiano Federico Moccia, pueden colgar de esta reja un candado cerrado como símbolo de su relación.


Parque Nicolás Salmerón: El Parque Nicolás Salmerón está situado entre el puerto y la ciudad. Se halla dividido en dos zonas, conocidas como Parque Viejo y Parque Nuevo. El Parque Viejo, como se conoce popularmente a la zona junto al puerto, desde la rambla de la Chanca hasta la rotonda de la fuente de los Peces obra de Jesús de Perceval, a los pies de la calle Real. Esta área fue diseñada por José María de Acosta y en él se hallan multitud de árboles centenarios. El entorno del parque se encuentra adornado con fuentes y estanques, junto a mobiliario urbano, así como hileras de palmeras. Por su parte, el Parque Nuevo es una zona adornada con estanques y fuentes rediseñada por Guillermo Langle Rubio en los años setenta con motivo de la celebración de la semana naval de España. Va desde la citada rotonda hasta la avenida de la Reina Regente. En el año 2011 ha sido completamente rehabilitado.

Parque de las Almadravillas: El Parque de la Almadrabillas, está situado en la desembocadura de la Rambla. Rodea el Cable Inglés y el Monumento a los Almerienses Víctimas del Holocausto, formado por 170 columnas de cemento, una por cada una de la víctimas en la Segunda Guerra Mundial.

Parque del Boticario: Una extensión de 14 hectáreas en la que se puede contemplar la biodiversidad de Almería. El parque cuenta con cuatro espacios diferenciados: Jardín árabe: La gran acequia de 40 x 4 metros es un homenaje a los antepasados musulmanes, sabios en la combinación del uso estético del agua en jardines, a imitación del Jardín del Paraíso. Alrededor, 6.500 m2 de palmeras, cipreses, frutales, plantas aromáticas, macizos de flores, arbustos... Parque forestal: Un lugar destinado al paseo y al ocio de los visitantes. Un trazado de sendas que invitan a recorrer de forma sosegada este espacio. Para los pequeños zonas de juego y un carril-bici que recorre todo el parque. Parque de rocas: Rocas arenosas, arcillosas, yesos, calizas, rocas metamórficas y volcánicas, extraídas de las canteras almerienses, representan las diferentes zonas geológicas de la provincia. Parque botánico: En tres hectáreas se representan las especies vegetales más singulares de Almería, algunas imposibles de encontrar en otros lugares del mundo. El conjunto de este completísimo parque está ubicado en Los Llanos de la Cañada, a unos diez minutos del centro de la ciudad.

Parque del Andarax: El Parque periurbano del Andarax es un parque de 77 hectáreas de extensión. Hoy en día es el parque más extenso de toda la ciudad. Su nombre proviene del río junto al cual se encuentra, el río Andarax. Se encuentra en unos descampados que anteriormente eran utilizados en la Agricultura intensiva e invernaderos, que fue abandonada por la presión urbanística cercana. Es un terreno llano que conforma la Vega de Acá, que mide un máximo de 400 metros de ancho y 1.240 metros de largo, y que se encuentra a un máximo de 16 metros sobre el nivel del mar. El parque fue inaugurado el jueves 2 de septiembre de 2010. Dentro del recinto se han plantado más de 16.000 árboles y 21.000 arbustos y hasta 4.600 metros cuadrados de plantas aromáticas. También se ha construido un estanque de unos 6.900 m², en el que en un futuro próximo habrá un servicio de alquiler de barcas; y que se encuentra conectado a través de una acequia y una conducción subterránea oculta con un segundo estanque de menor tamaño, 805 metros cuadrados, para facilitar la circulación del agua. Existen también un total de 8 kilómetros de carril bici, bancos y papeleras, juegos infantiles y de gimnasia para adultos y fuentes de agua potable. Para el arbolado del recinto, se tuvieron en cuenta factores como la escasez hídrica y la naturaleza del terreno, junto a un río; por lo que se buscaron especies que consumieran poca agua y que permitieran la estabilización del terreno, evitando así su erosión.

Parque de la Molineta: El futuro Parque de la Molineta tendrá una superficie de casi 70 hectáreas, se extenderá desde la autovía hacia el Sur e incluirá la infraestructura hidráulica que, en el pasado, resultó fundamental para el regadío de parte de las zonas de cultivo de la capital. El futuro Parque se recogerá como sistema general de espacios libres y se centrará en la protección del Canal de San Indalecio, que es un elemento hidráulico utilizado en su momento para conducir las aguas hasta la vega. De hecho, el Canal de San Indalecio, que surge de la montaña, tuvo vigencia desde finales del siglo XIX hasta hace sólo unas décadas y consta de varios elementos característicos que conforman una obra de gran magnitud que se sirve de piedra fraguada con argamasa para rellenar amplios espacios.

Calles Conde de Xiquena (antigua calle del Gallo), Campomanes y calle del Arco: Tres estrechas calles del trazado musulman de la ciudad situadas en el casco histórico, muy cerca de la plaza de la Catedral, con casas muy representativas de la arquitectura almeriense de los siglos XIX y XX . La calle Conde de Xiquena empieza en la calle Infanta y termina como las otras dos en la Plaza Careaga, las calles Campomanes y del Arco unen la calle Real con la plaza.

Paseo de Almería: La línea actual de sus edificaciones marca el lienzo de muralla que defendía la ciudad musulmana de los peligros del mar. Cuando en el siglo XVI se retrae la muralla comienza a formarse el paseo. Durante siglos es el paseo de la muralla, que recorre desde la Puerta de Purchena hasta la Rambla. Una vez resuelto el problema de la piratería aparece el Paseo de la Almada o de la Feria del que tenemos noticias ya en 1816. Surge el primer edificio al finalizar el primer tercio del siglo XIX, el Teatro Principal, en el solar que se levantará después la casa de los Rodríguez. Toma el nombre de Paseo de Campos, en honor a Juan Antonio Miguel de Campos alcalde en esta época. La apertura de este paseo fue un fenómeno de capital importancia para la Almería contemporánea, la ocupación urbana de los extensos terrenos a levante de la ciudad histórica. Pero el verdadero impulso viene determinado por la supresión del convento en 1835 y la demolición de las murallas en 1854. Comienzan entonces las alineaciones y aperturas de nuevas calles. En 1856 se delineó una perspectiva amplia y recta y trazó el paseo con amplio andén central elevado y dos calzadas laterales. Los edificios empezaron a bordearlo. En 1865 se pagan a don Ramón Orozco el precio por los terrenos ocupados y dos años después el Paseo está prácticamente terminado. En marzo de 1867 se enciende el alumbrado de Hidrogeno. En 1892 don Francisco Jover, quita el andén central y se estrena el alumbrado eléctrico. En 1911 don Braulio Moreno manda hacer las aceras y pavimenta la calzada. En 1857 se dedico a Alfonso XII, el Paseo del Príncipe y posteriormente Paseo de Cádiz, con la primera república lo llamaron Paseo de Orozco. En 1931 se convierte en la avenida de la República y en 1939 a avenida del Generalísimo. Actualmente vuelve a tener el nombre de Paseo de Almería desde 1979. El Paseo de Almería, con amplia variedad de cafés y restaurantes, es el centro de su actividad comercial y bancaria así como también el de la provincia.

Rambla de Federico García Lorca (La Rambla): Es la nueva columna vertebral de la ciudad que une el norte, con el sur. El bulevar central acoge exposiciones de escultura, la feria del libro e infinidad de manifestaciones culturales. La Rambla era un cauce seco y polvoriento, canal ocasional de fuertes riadas, frecuente vertedero y, sobre todo, barrera que dividía la ciudad histórica de la expansión de levante de la segunda mitad del siglo XX. La Rambla debía ser recuperada urbanísticamente y se convierte en un proyecto estelar de las primeras corporaciones democráticas. Se tenía que transformar un espacio marginal en un elemento de integración y reestructuración urbana de primer orden, permitiendo además incorporar espacios públicos, jardines y paseo a lo largo de 4,1 kilómetros. La reordenación de este espacio céntrico de la ciudad se constituye como la mayor transformación urbana del siglo XX, que debía recuperar la presencia y el sentido del mar y convertirse en un elemento de integración y encuentro de los almerienses.

Rambla Obispo Orberá: Une la Plaza de Puerta Purchena con la Rambla de García Lorca. Se llamaba antes de los Hileros por el gremio que abundaba en esta. Antes de 1850 la adornaron con árboles y la transformaron en Paso de la Pescadería, porque aquí se hacía la venta del pescado. Al morir el obispo Orberá en 1886 le dedicaron la calle. En 1931 y hasta el 39, pasó a llamarse Blasco Ibáñez.

Bulevar de la N-340: El bulevar de la antigua carretera Nacional-340 es el tramo desdoblado que discurre desde la rotonda del cementerio hasta su enlace con la carretera de Ronda y la calle Granada. Se trata uno de los proyectos urbanísticos de mayor envergadura de la ciudad y que ha supuesto mas de un año de trabajo y una inversión de más de 5.400.000 euros. Fue inaugurado en el año 2011. El bulevar presenta un recorrido lineal de 1.800 metros y una superficie de más 48.000 metros cuadrados.


Almeria . Puerta Purchena . Plaza de Careaga . Parque del Boticario . Parque Nicolas Salmeron . Paseo de Almeria . Rambla de Federico Garcia Lorca

Volver a Almeria (Indice)

©2004 S.V.E. Solera Ibérica S.L.